Actualidad
Valor RSE

La vara bien alta para marcar el buen rumbo

Por Luis Aldo Namor, consultor de VALOR, profesional especializado en Logística y Operaciones Sustentables

 

Todavía recuerdo tararear de joven “…todas las hojas son del viento” y, si tengo que hablar de ésta experiencia de consultoría, nada aplica mejor para describir la experiencia (Muy grata, por cierto).

Comenzó en el invierno del 2018 cuando fui convocado por VALOR RSE+Competitvidad de AMIA/BID/FOMIN para trabajar en el Programa de Desarrollo de RSE para Concesionarios de Toyota Argentina TASA.

 

Nota 2 foto 1

 

El destino: Comodoro Rivadavia. Lugar que conozco bien. El mar y el viento son una característica común al todo y a todos. La Patagonia Sur tiene esa grata mezcla de riquezas y sacrificios. De historia y de futuro.

Al tomar el vuelo desde Neuquén imaginaba cómo sería el primer contacto, que para mí es fundamental en éste tipo de consultorías. Cuando llegué al concesionario Tsuyoi de Comodoro Rivadavia, me recibió la responsable de RSE y Recursos Humanos: Ana Campobasso junto a su equipo de trabajo y las autoridades de la firma.

Iniciar la faena con un equipo conformado, con la responsable de RSE que cuenta con amplia experiencia en implementación y mejora de procesos, y con la participación activa del gerente general durante todo el encuentro ¡Fue casi un sueño! Un escenario sumamente positivo para definir la idea fuerza y trabajar dentro de los lineamientos establecidos por TASA y VALOR RSE+Competitividad.

De un grupo de iniciativas se evaluó la más conveniente para la organización, su público interno y externo, y la región en la que desarrollan sus actividades.

 

Nota 2 foto 2

 

Un elemento que destaco es que definió una herramienta de gestión a la que llamaron “Listado Maestro de Tareas”, en la cual se definieron las tareas con sus correspondientes instrumentos y actores, para cumplimentar en un plazo estipulado. Escrito en lenguaje sencillo y con una simbología conocida por el equipo de trabajo que le daba un carácter personalizado. Y su cumplimiento era estricto. Hago hincapié en la herramienta, por su originalidad. Por el alto grado de utilidad de la misma y de capacitación de los usuarios. Una herramienta que no se aprovecha al 100% es media herramienta.

Por haber vivido 12 años en Comodoro Rivadavia, desarrollando actividades en Chubut y Santa Cruz, sabía que la realidad social, económica y ambiental tiene sus particularidades. Por lo que la problemática a resolver se presentaba como compleja: 1) Alto nivel de migración laboral interna dentro de la región y 2) Falta de capacitación o formación académica de excelencia disponible en cantidad suficiente. Tomando en cuenta experiencias anteriores muy efectivas, la organización decidió llevar adelante un proyecto que atienda esa situación sobre un esquema de trabajos colaborativos. Con la premisa fundamental de lograr un producto nuevo, de gran impacto en el funcionamiento de la organización y de gran excelencia, pero de presupuesto afinado basado en los recursos disponibles y en la convocatoria de socios estratégicos dentro de un esquema win-win.

Pero ahora me voy a permitir presentar a Ana María Campobasso, coordinadora de Recursos Humanos de Tsuyoi quien logró concretar un trabajo de alto vuelo que superó mis expectativas. Y fundamentalmente, me permitió conocer un equipo de trabajo MUY fuerte en sus convicciones y en su compromiso (de valor estratégico fundamental).

Agradezco de corazón que me hayan convocado a tan agradable experiencia profesional y de vida. Ésta fue una actividad casi de esparcimiento, ¡y lo digo con todo lo que ello implica!

FormaRSE: Programa de Desarrollo de Habilidades Profesionales de Tsuyoi

Tsuyoi SA es el Concesionario Oficial de Toyota Argentina en la Patagonia, cuenta con una trayectoria de más de 25 años en la región y actualmente emplea a más de 150 colaboradores. Es una de las concesionarias más grandes del país.

Comprometidos con el desarrollo local de Comodoro Rivadavia, donde tienen su casa central, Tsuyoi impulsó un programa que tiene como objetivo principal fortalecer los procesos de aprendizaje, mejorar las habilidades profesionales y poner al alcance de los alumnos la tecnología desarrollada por Toyota, mejorando así las condiciones de empleabilidad de los futuros egresados.

El programa se denomina FormaRSE y en esta primera edición tuvo 400 inscriptos, de los cuales más de 90 postulados calificaron. El proyecto se basa en la selección de estudiantes o egresados de institutos terciarios y universitarios, a quienes se los capacita en temáticas de Administración/Técnica y Gestión Ambiental, e incluye un módulo de Filosofía Toyota y Tsuyoi. La preparación tiene una duración es de 4 meses (con 140 horas cátedra).

La iniciativa prevé, así mismo, adaptación, integración y práctica de procesos de la empresa, para el posible ingreso de los profesionales a la compañía o bien les sirva para su inserción laboral fuera de Tsuyoi.

Cabe destacar que el proyecto se enmarca dentro de uno de los ejes de la política de Responsabilidad Social de Toyota Argentina: la Educación para la empleabilidad. Desde hace varios años, TASA cuenta con distintos programas orientados en esta dirección: Introducción al Mundo del Trabajo y Mejora de la Educación Técnica Automotriz (M.E.T.A.) y el programa local (I.N.E.A), Introducción a la Electromecánica Automotriz, entre ellos.

“La filosofía de Toyota en todo el mundo es colaborar con las comunidades en las que está inmersa”, explicó Ana Campobasso. Y agregó: “El objetivo de FORMARSE es contribuir a la filosofía de Toyota y aportar a la formación de la comunidad, brindando conocimientos teóricos y prácticos, para la inserción laboral. El curso nos permitirá adquirir un vínculo temporal, y nos posibilitará identificar candidatos, perfiles y potencialidades, requeridos por la organización. Además, permitirá crear nuevos equipos de trabajo, promoviendo el desarrollo de habilidades actitudinales y de gestión, al equipo estable de Tsuyoi”, afirmó.

“La experiencia del desarrollo del programa FormaRSE, es el resultado de los aportes del conocimiento del pasado, basado en otros proyectos, y de un equipo interdisciplinario de trabajo, al cual se sumó el consultor Luis Namor, por intermedio de VALOR RSE +Competitividad, convocado a su vez por TASA, quien nos acompañó de forma efectiva y permanente antes nuestras consultas, en todo el desarrollo de nuestro objetivo, logrando un vínculo basado en el aporte de conocimientos y experiencia que hoy se ve materializado en los 42 integrantes que están recibiendo nuestro valiosa “Formación para la empleabilidad”, señaló Ana María Campobasso, Coordinadora de Recursos Humanos de Tsuyoi.