Actualidad laboral
Notas y Noticias

Actualizar el CV: por qué es importante hacerlo aun cuando no estás buscando empleo

Durante la búsqueda de trabajo, tu currículum es imprescindible. Sin embargo, una vez que te tomaste el tiempo de armarlo por primera vez, es muy común desentenderse de él, como si su contenido fuera algo inmóvil y definitivo. Probablemente, cuando tengas que volver a recurrir a él, ya sea por la necesidad de conseguir un nuevo empleo o el deseo de expandir tu carrera profesional en otra empresa, debas enfrentarte con la ardua tarea de actualizarlo todo junto y de golpe, lo que puede resultar en una experiencia un tanto frustrante.

El CV es, o debería ser, el reflejo de tus capacidades tanto laborales como académicas, y la evolución de estas en el tiempo. Por lo tanto, mantenerlo actualizado no solo es tan importante como su confección, sino que también es un buen ejercicio para reflexionar sobre uno mismo y una instancia para definir tu objetivo laboral de cara al futuro. Con esto en mente, repasaremos algunos consejos y aspectos clave para que puedas encarar este proceso de la mejor manera.

El radar de los profesionales de recursos humanos

Con el fin de optimizar los tiempos y procesos, los selectores de personal utilizan filtros especiales para acceder a los perfiles más recientes. Esto les permite contactar a aquellas personas que se encuentran en una búsqueda laboral activa y, por ende, más interesadas y disponibles para concretar una entrevista. Actualizar tu CV en las diferentes plataformas permitirá que tu perfil tenga más oportunidades de aparecer en los resultados de las búsquedas de los reclutadores. Otra ventaja, evitarás recibir ofertas de empleo que no coincidan con lo que estás buscando actualmente o que se relacionan a experiencias laborales antiguas.

Saberes, habilidades, herramientas

Tu currículum no se compone solo de tu experiencia laboral entendida en qué puestos te has desempeñado a lo largo del tiempo: también engloba tus inquietudes académicas y cursos de capacitación realizados hasta el momento, y todas las habilidades que es muy probable que hayas adquirido incluso trabajando en una misma posición o empresa. Debés tener presente estas nuevas aptitudes adquiridas y saberes específicos, por más sutiles que puedan ser, e ingresarlos en tu CV para asegurarte de no olvidarlos en el futuro.

Depuración y pertinencia

Así como agregamos contenido, también es necesario ir “limpiando” nuestro currículum para poder justamente permitir el ingreso de nuevas habilidades y responsabilidades. El espacio de nuestro CV es finito: siempre debe primar la capacidad de ser precisos y concretos para así no excederse en su extensión. El currículum debe reflejar quién sos, qué podés hacer y qué querés hacer. Para lograr esto, debés preguntarte cuán pertinente es la información que figura en él respecto a tu objetivo laboral actual. Así, podrás depurar aquellos puestos, saberes y habilidades más antiguos que no se vinculan con tus nuevas expectativas laborales.

El contenido, pero también la forma

El mundo laboral va de la mano con la tecnología. A medida que pasa el tiempo, todo se actualiza; no solo tu carrera profesional y las herramientas que utilizás, sino también la forma en la que uno se comunica y, sobre todo, en cómo esperan las empresas que lo hagas. Se trata de conocer qué nuevos diseños o modelos de currículums se prefieren hoy en día; qué plataformas son las más consultadas por los selectores de recursos humanos y cómo obtener un mejor posicionamiento en ellas.

Información coherente a través de los distintos canales

Una estrategia exitosa para la búsqueda laboral requiere del ingreso del CV en múltiples sitios de empleo, estar presente en LinkedIn o Facebook Jobs y enviar archivos por correo para aquellos avisos que así lo soliciten. Sin embargo, durante este proceso puede perderse cierta coherencia entre un canal y otro. Es importante entender la construcción del perfil laboral como un todo e intentar mantener la consistencia de los datos volcados en tu CV. Desde los más específicos como los de contacto hasta otros más sutiles como fechas de inicio y finalización de puestos o estudios académicos. Controlar que estén todos los datos actualizados evitará contradicciones o inconvenientes en caso de que sean cotejados, lo que daría como resultado un impacto negativo en el profesional de recursos humanos.

Actualizarse a uno mismo

Por último, mantener actualizado tu currículum puede ser una buena oportunidad para rever tus objetivos laborales y de formación. Más allá de considerarlo exclusivamente como una tarea puntual para obtener un nuevo puesto laboral, también puede ser una instancia para evaluar tu pasado y presente profesional. Así, el CV te servirá como una hoja de ruta que te ayude a repasar lo recorrido hasta ahora y a explorar nuevas direcciones, y qué necesitás para llegar hasta allí.

× ¿Cómo puedo ayudarte?