Actualidad laboral
Notas y Noticias

La búsqueda laboral, las entrevistas de trabajo y el acceso a un empleo son
temas que (pre)ocupan a la mayoría de las personas. Es sabido que “buscar
trabajo es un trabajo”, pero ¿qué pasa con aquellos que están más
invisibilizados en el mercado laboral?

La problemática de la inclusión laboral para Personas con Discapacidad ha
convocado a muchos especialistas en la materia a fin de definir criterios,
sancionar leyes y velar por el cumplimiento de los derechos de todos los
ciudadanos.

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las
Personas con Discapacidad
define a éstas como “(…) aquellas que tengan
deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que,
al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y
efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás.

“ A nivel nacional, la Ley 26.378 declara en su Art.27 el
reconocimiento del “(…) derecho de las personas con discapacidad a trabajar, en
igualdad de condiciones con las demás; ello incluye el derecho a tener la
oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado
en un mercado y un entorno laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles
a las personas con discapacidad.”

Si bien tanto empresas, organizaciones y entidades públicas avanzaron en la
contratación laboral de personas con discapacidad aún permanecen algunos
mitos de los empleadores a la hora de incorporar trabajadores
con discapacidad.

Analicemos algunos de ellos:

  • “Las Personas con Discapacidad no son productivos, tienen bajo rendimiento”:
    La experiencia indica que estos trabajadores suelen ser eficaces y productivos.
    Si todo el proceso de selección fue correcto y se ha puesto especial atención en
    considerar los requerimientos del puesto y las posibilidades y limitaciones del
    candidato, es probable que el trabajador pueda desplegar todo su potencial.
  • “Son poco cumplidores”: La mayoría de las Personas con Discapacidad
    despliegan un alto nivel de compromiso laboral. Se evidencia un bajo índice de
    rotación y una constante preocupación por cuidar y mantener el puesto asignado.
    Esto se debe, entre otras cuestiones, a las pocas posibilidades de inserción
    laboral. Por lo tanto, al obtener un empleo, lo cuidan, cumpliendo con
    responsabilidad sus tareas.
  • “Faltan mucho debido a su enfermedad”: Es muy importante destacar que
    discapacidad y enfermedad no son sinónimos. Una Persona con Discapacidad no es
    una persona enferma, pero sí puede enfermarse como cualquier otra persona. Pero
    debe aclararse que no por tener una discapacidad se tiene mayor predisposición a
    enfermarse.
  • “¿Será aceptado por el resto de los empleados?”: Incorporar una Persona con
    Discapacidad en una empresa mejora el clima laboral, se generar lazos de
    solidaridad, compañerismo, motivación. Incluso mejora la imagen que los mismos
    empleados tienen de la empresa al observar el compromiso de la compañía a la
    hora de implementar acciones sociales.
  • “Los clientes se pueden sentir incómodos tratando con Personas con
    Discapacidad”: En tanto un trabajador con discapacidad realice sus tareas en
    puestos acordes a sus funciones no deberían haber quejas por parte de los
    clientes. Es cierto que no se puede saber de antemano cómo reaccionará el
    cliente, aunque en general apoyan este tipo de iniciativas empresariales.
  • “Si desvinculo a una Persona con Discapacidad voy a tener problemas
    legales”: Tal como sucede en todos los casos de trabajadores desvinculados, si
    las causas son justificadas no deberían existir conflictos judiciales. Durante
    el período que el trabajador está empleado se debe tener en cuenta hacer
    acciones de seguimiento, acompañamiento y apoyo. Pero si el desempeño del
    empleado no es satisfactorio no habrían razones para justificar una acción
    legal.

De todas maneras y superando estos prejuicios hay empresas que se deciden
contar entre su personal con empleados con discapacidad.

Para sortear barreras y favorecer la inclusión de todos los trabajadores hay
organizaciones llamadas Empresas Inclusivas. Este tipo de
empresas se caracterizan por colaborar en la inserción laboral de personas que,
por diferentes razones, no pueden ingresar en el mercado laboral. De esta forma
promueven la igualdad de oportunidades. Para ello, este tipo de compañías
cuentan con personal idóneo que facilitan los procesos. En algunos casos,
sensibilizan a otras empresas para facilitar ambientes inclusivos. A la hora de
la selección para el puesto laboral se tiene en cuenta, como en cualquier
proceso, las habilidades y limitaciones que el futuro empleado pudiera tener
respecto del puesto a ocupar, considerando además que las instalaciones y el
lugar de trabajo sean acordes a la discapacidad. Así, se gestionan los recursos
para aprovechar el potencial de los trabajadores generando empresas inclusivas,
con un fuerte acento en el beneficio de la diversidad para los fines de la
organización.

Algunas de estas empresas forman parte de una entidad llamada Club de
Empresas Comprometidas
cuya función el mejorar la empleabilidad de las
Personas con Discapacidad. Para ello se proponen como misión formar una red de
empleadores que promuevan oportunidades de empleo, se facilite la contratación y
tal como se dijo antes, mejoren sus posibilidades de inserción laboral.

Se trata, en ambos casos que el sector empresarial público y privado pueda
multiplicar las oportunidades de empleo para las Personas con Discapacidad,
comprometiéndose en su accionar, generando igualdad de oportunidades y
contribuyendo a una mejor sociedad.

Algunos datos estadísticos:

  • 15% de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad.
  • 13 % personas en Argentina tiene algún tipo de discapacidad.
  • 75% de ellos está desocupado.
  • En CABA 1 de cada 100 personas tiene Discapacidad.
  • 80% de las discapacidades son adquiridas a lo largo de la vida.
  • 43.9% de las Personas con Discapacidad son jefes o jefas de hogar.
  • 38.4% no tiene cobertura médica.