Institucional

Quiénes Somos


Historia

El Servicio de Empleo de AMIA surgió en el año 1974 como una
bolsa de trabajo, dependiente del Área de Acción Social. El objetivo era
otorgar la oportunidad de obtener un empleo a quienes se acercaban a
buscar ayuda. Se priorizaba brindar la posibilidad de conseguir su propio
sustento antes que otorgar un subsidio económico.

La bolsa de trabajo, entonces, se encargaba de buscar oportunidades
laborales para quienes se encontraban desempleados, y al mismo tiempo
brindaba un servicio gratuito a las empresas para conseguir personal.

Luego del atentado, la AMIA reinició sus actividades reorganizándola bajo
el nombre de CODLA, Centro de Orientación y de Desarrollo Laboral de
AMIA. Este servicio siguió funcionando bajo la órbita de Acción Social.
Basándose en el éxito alcanzado, en el año 2001 la AMIA firmó un
acuerdo con el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) para la
creación de una Red de Oficinas de Empleo que amplíe los servicios para
empresas y postulantes, a fin de ayudarlos a reducir el impacto de la
crisis económica argentina.

La suma de profesionalidad, esfuerzo y entusiasmo puesto en este
proyecto fue dando sus frutos y afianzándose día a día. Gracias a ello, en
la actualidad ya son 11 las oficinas abiertas ubicadas en las principales
localidades del país Contamos con una base de postulantes de más de
700.000 candidatos y 14.000 empresas clientes.

Por otro lado, buscando ayudar a las empresas en sus procesos de
cambio y mejora, comenzamos a brindar servicios de capacitación y
consultoría con gran éxito.

En cuanto a los servicios gratuitos para postulantes, seguimos ofreciendo
Talleres de Estrategias para la Búsqueda de Empleo y Club de Empleo,
además de las múltiples capacitaciones presenciales y a distancia. Todos
los servicios para los postulantes son abiertos a toda la comunidad y no
hay requisitos para utilizarlos.

En función a lo declarado como su Visión, desde el 2001 el Servicio de
Empleo viene trabajando intensamente para convertirse en un referente
de la Red Nacional de Oficinas de Empleo. Así nos transformamos en un
modelo a seguir en términos de funcionamiento, modalidad de atención,
servicios ofrecidos tanto a empresas como a postulantes y eficacia en el
trabajo de asistencia, derivación e intermediación laboral. Para aquellas
organizaciones que lo requieren continuamos trasladando nuestra
expertise a más sedes u oficinas que deseen funcionar con el esquema de
atención desarrollado, gracias a que nuestra metodología se impone en
el mercado de las oficinas de empleo como un modelo exitoso y eficiente
de trabajo.